TododeDioses.com

El Dios Nun

Dios Egipcio Nun. Dios de la Creación

EL dios Nun era la deidad primordial de la mitología egipcia, de el nacieron todas las deidades y la creación. A el se le consideraba como la primera sustancia abstracta, el elemento caótico que contiene todo lo necesario para echar a andar la maquinaria de la creación. Era simbolizado como un infinito mar de indomables aguas primordiales que cubrían todo el universo.

Historia y Mitología del dios Nun

Cuenta el mito que Nun ya estaba presente antes de la creaci√≥n puesto que el propio dios estaba en un estado indefinido, ya que, exist√≠a como concepto pero aun no tenia forma f√≠sica, pues no hab√≠a tomado conciencia ni cuerpo. En alg√ļn momento espontaneo de Nun surgi√≥ la vida pues hizo surgir al Demiurgo pero el dios primordial aun no era consiente de si mismo, no hasta que el Demiurgo le hablo, lo que hizo que Nun despertara e hiciera surgir de si mismo un enorme huevo dorado y brillante en llamas, de su interior naci√≥ el dios Ra y junto a el aconteci√≥ el primer d√≠a de la creaci√≥n.

El mito de Nun

Padre de Ra

Hijos del dios Nun
Ra

Poderes y Habilidades del dios Nun

Podría decirse que Nun es el dios más poderoso de la mitología egipcia y a la vez no, pues aunque es el contenedor de todas las fuerzas del cosmos es incapaz de utilizar este poder, ya que, el es solo el motor de la vida y aunque si toma conciencia de si mismo no es capaz de manifestarse como un ser.



Ra

Dios egipcio Solar y creador de Egipto.

Apofis

La serpiente del Caos y la Destrucción.

Caos

Dios creador de la mitología griega.

Imagenes del Dios Nun

Disfruta de la mejor selección de imagenes del dios de la Creación de la mitología Egipcia.

La leyenda del dios Nun

Nun Dios Egipcio Primordial

Nun le dio vida a todo el universo egipcio, es el caldo primordial del que surgió todo.

Historia del dios egipcio Nun

Apariencia del Dios Nun

Nun es representado como una figura masculina, barbado, con piel azul y marcado por olas, sumergido hasta la cintura llevando en sus manos una hoja de palma. Pero se pensaba en el como un mar infinito.